Santos-Mesetas-734x431
Por: D´mar Córdoba S

Desde el primero de junio, las zonas veredales de transición para las FARC, cambiaron de figura jurídica para permanecer en el país como verdaderas republiquetas independientes, donde no hay un alcalde pero sí un comandante que es el que ordena y decide todos los asuntos de los nuevos pueblitos que llamaron de “paz”.

Según el gobierno nacional, esas zonas veredales ahora serán también centros “de- formación” para los campesinos que viven en cercanías de los campamentos de las FARC, puedan acudir para recibir instrucción, no sabemos en qué.

Son 26 zonas veredales, donde las FARC están a sus anchas con servicios de agua, luz, teléfono y transporte de nuestros impuestos… para algo debía servir el aumento del IVA al 19%.

Ahora mismo cuando las FARC no entregan las armas, cuando siguen exigiendo garantías para hacer política, lo único cierto es que los pueblitos de paz, serán espacios abiertos al público… (Qué peligro!)

Entre los hechos que hay para destacar, está el que esas zonas veredales que se ampliaron por 6 meses más, podrán extenderse por un año más… o de manera indefinida porque la paz ordena darle de comer y vivir a los mayores asesinos de los colombianos.

Dice el Gbno que las FARC deberá pagar la alimentación y el transporte en esta nueva etapa de las zonas veredales. Pero las FARC afirma que no le parece; por lo que seguiremos pagando cerca de 3 mil millones de pesos mensuales solo en alimentación para cada una de las 26 zonas.

Lo que hemos dicho tantas veces, para las FARC todo, para el país, pobreza y miseria.