arizmendi

LA BARCA DE CALDERON
Por William Calderón

La voltereta de “Arizmienti”
En su natal Antioquia le acaban de cambiar a Darío Arizmendi el remoquete de “Arribismendi” por el de “Arizmienti”.
La variante surtió efecto desde el mismo momento en que el director de 6 Am, de Caracol, enfiló baterías en radiofónica nota editorial contra el presidente Juampa por los turbios cruces habidos alrededor de las pasadas campañas electorales del 2010 y del 2014 que son materia de ruidosa investigación.

Todo por cuenta del tercer canal
En Bogotá –donde tampoco quieren al tal Darío— se asegura que el periodista nacido en Yarumal (pueblo que cambió en su hoja de vida por la ciudad de Medellín porque es de más “caché”) le retiró sus serviles afectos a Santos porque se negó a adjudicarle el tercer canal de televisión (o sea el Uno) y prefirió dárselo a Yamid Amat y Daniel Coronell.

Montañero con plata
En los tertuliaderos medellinenses describen a este personaje como “un montañero con plata” que hizo construir en su finca de Anapoima, Cundinamarca, un parqueadero con capacidad para cuarenta automóviles. ¿Habrase visto semejante lobería?

No es una imitación de su voz
A raíz del tan traído y tan llevado editorial anti-santista de “Arizmienti”, es preciso indicarle a la gente que la grabación difundida por nosotros, en La Hora de la Verdad, de La Red de RCN,y en El Reverbero de Juan Paz, no corresponde en ningún momento a una imitación de su voz (muy amontañerada, por cierto) sino a una copia fiel, tomada de la señal radiofónica de la cadena Caracol, a la que se encaramó este trepador cuando el doctor Augusto López Valencia era el amo y señor del Grupo Bavaria.

Su ex jefe de redacción
lo compara con el diablo
El periodista antioqueño Jairo León García, quien lo acompañó (tiempo ha) en la fundación del diario El Mundo, en Medellin, le dio el siguiente enfoque al episodio editorial con el que el yarumaleño se matriculó de la noche a la mañana en el anti-santismo, en su muy leída columna digital El Reverbero de Juan Paz:
Titular: “Cómo estará el infierno, que los diablos salen a decir misa”…
He aquí la noticia en desarrollo. “Los oyentes de Caracol Radio, dirigentes políticos y empresarios se mostraron sorprendidos la semana pasada, con un editorial de Darío Arizmendi Posada sobre la oleada de corrupción que ha azotado al país.

Comparo a Samper con Santos
Arizmendi se declaró anodadado y con el “corazón compungido” por la corrupción, y dijo que no le cree al presidente Santos, quien sostiene que “me acabo de enterar”. Arizmendi acude al caso del entonces presidente Samper para comparar el escándalo de Odebrecht con el Proceso 8.000, utilizando la histórica frase de “fue a mis espaldas”.

El director de 6 am expresa que están acabando con el país con la corrupción oficial y privada, aunque esta última en menor proporción.

Varias personas que escucharon a Darío Arizmendi sostienen que se le olvidó que él recibió una emisora del entonces presidente Samper, en plena época del Proceso 8.000. Y que tampoco se acordó que visitó al entonces presidente Uribe, en compañía de Ricardo Alarcón para pedirle el tercer canal de televisión para los españoles del grupo Prisa.

La sorpresa

En el programa La Hora de La Verdad, su director Fernando Londoño y el periodista William Calderón reprodujeron las palabras de Darío Arizmendi y se mostraron muy sorprendidos porque el director de 6 am ha sido un defensor a ultranza del Gobierno de Santos.
El diablo haciendo hostias, agregamos nosotros, en La Barca.

Cambio de tercio
Elegimos dos de las muchas reacciones que recibimos a propósito de La Barca en la que ambientábamos los esfuerzos que realizan unos 400 dirigentes políticos de diferentes regiones del país para fortalecer electoralmente al Conservatismo de cara a los comicios venideros.

Desde Medellin nos escribió así el abogado Guillermo Leon Velásquez Cardona, ex alcalde de Bello, la segunda ciudad del departamento de Antioquia:

Qué desenfocados están esos dizque cuatrocientos líderes al pensar que Andrés Pastrana puede encarnar los valores del partido conservador, cuando en un acto de cobardía salió huyendo del país después de entregarle los casetes comprometedores de Samper con el cartel de Cali. Pastrana no fue capáz de hacer valer su derrota por medios tan fraudulentos, luego el pueblo lo eligió Presidente y fue uno de los gobiernos más corruptos y permisivos de la historia, quiso ganarse el Nobel de la Paz entregándole el Cagúan y un vasto territorio a la guerrilla y se dejó humillar de Tirofijo. Si con este sujeto van a salvar el partido conservador, entonces apague y vámonos.
Cordial Saludo

Guillermo León Velásquez Cardona

Desde el ubérrimo Quindío

El otro mensaje nos lo dirigió desde su natal Armenia el periodista quindiano Jorge Eliecer Orozco Dávila:
Rescatar al Partido Conservador y sacarlo de la encrucijada moral y de sometimiento a la que lo han llevado unos y otros, debería ser una cruzada nacional para que el país vuelva a ser, el de aquel partidismo celoso, cuando se defendían las ideas, pero también los principios y valores republicanos. Cuando los intereses colectivos estaban por encima de los particulares. Tiempos aquellos en los no robaban sino los ladrones.

A ver si el ex presidente Andrés Pastrana, le apunta al rescate, como el único bombero con equipo suficiente para apagar el incendio.
Jorge Eliécer Orozco Dávila.