campesinos-tierras

LA BARBERIA DE CALDERON
Por WILLIAM CALDERON Z
@BarberiaBarca

El Régimen Pólitico y Administrativo Municipal ha dejado de existir.
Todos cobijados con la misma cobija de Corrupción

Los comisionistas de la tierra
Ante esta nueva y gran noticia de inversión y desarrollo nacional, deben estar haciendo cola los gobernantes y comunidades de Villa de Leyva, Barichara, Salento, Rionegro, Quimbaya, El Peñol y todos los nuevos destinos turísticos, para que les lleven allí sin estudios previos, sin vivienda ni infraestructura, sin espacios ni tiempo de adaptación un proyecto igual.
Muy seguramente van a encontrarse en la fila con miles de comisionistas con propuestas de negocio en los que ya se pusieron de acuerdo el vendedor, el indígena encargado que representa la comunidad, y todos ellos contentos menos los demàs.

Y los testigos están vivos

Esta aberración fue puesta de presente entre otros por viterbeños como Carlos Mario Mejía González, el exalcalde Félix Alan Gaspar, don Luis Alfonso Gonzalez Giraldo, Andrés Mejía Santamaría, Carlos Enrique Salazar, Jorge Iván Duque, Fernando Gomez, Pérez, expersonera municipal, Nelson Hincapié López, Jorge y Julio Echeverry, Guillermo Arboleda, Carlos Alberto Orrego Ocampo, todos ellos hijos, amigos y residentes con vínculos con Viterbo, quienes han puesto de presente las observaciones, quejas, reclamos e inquietudes que les genera está situación a lo que solo han recibido como respuesta la autoritaria e impositiva dada por el Director de la Agencia Nacional de Tierras, acogida sin chistar y replicada a sus comunidades por el gobernador encartado de Caldas y la Alcaldesa, los otros interesados o afectados no se han pronunciado salvo la comunidad indígena a través de su gobernador quien en artículo publicado en La Patria, se pronunció sin responder las preguntas que recaen sobre aquellos que dieron el visto bueno para el negocio……

Por qué autorizó comprar una tierra sin agua y con todos los problemas que tiene esa propiedad……
El gobernador indígena con astucia y malicia indígena desvía la conversación, evade respuestas, para buscar apoyos de su comunidad y de la sociedad haciéndose víctima de discriminación y de persecución acudiendo a enfrentar las comunidades indígena y del municipio afectado. De los otros estamentos y autoridades consultadas no se tienen respuestas y el problema crece y cada día surgen más interrogantes:

Preguntas
1). El traslado de una comunidad indigena se hace así nada más?
2). Nadie supervisa hace análisis socioeconómicos impacto ambiental?
3). Tan mal estamos en Colombia que cualquier cosa terrón de tierra por ser regalada no tiene controles?
4). Donde están para empezar los gobernantes, defensores, procuradores indígenas?
5). Quiénes aceptaron lo inaceptable?
6). Por qué esta Agencia Nacional de Tierras no tiene control?
7). Puede contratar y comprar a espaldas de todos?
8).En la Agencia Nacional de Tierras no hay riesgos de Corrupción?
9).Y si es así, por qué no aplican este modelo a todo el Estado?
10).Tiene el don de la infalibilidad la Agencia Nacional de Tierras?
11).En gracia de discusión, la facultad para comprarle a quien quiera, donde quiera, habilita la autorización para llevar población, con necesidades básicas de vivienda, salud, alimentos, vestuario, educación, agua y saneamiento básico a un municipio para hacerlo cargo a él y a sus habitantes de las responsabilidades que a él Estado le competen?

Estas decisiones inconsultas autoritarias afectan el clima de paz y de tranquilidad que vive Viterbo donde hace ya 5 años, oigase bien, 5 años, no se tiene un homicidio en su zona urbana y que además de ser el paraíso turístico de Caldas es uno de los municipios con menos índices de violencia en Colombia.