oleoducto

Por> D´mar Córdoba Salamanca
@dmarcordoba
Codirector La Barca de William Calderón

Aún cuando la prensa enmermelada del país prefiere hacer oídos sordos de la grave situación de violencia que empeora cada día en el país por el accionar de la guerrilla de las FARC, que ahora con sus “disidencias” siguen manejando el negocio del narcotráfico y se dedican a ajusticiar a sus propios miembros, La Hora de la Verdad mantiene los ojos puestos en los hechos que son de absoluta preocupación para los ciudadanos.

No solamente tenemos unas FARC en armas y en el narcotráfico, sino una guerrilla del ELN, socia de las FARC atacando la población civil, secuestrando y como para variar hablando de paz.

El ELN que hace meritos para hablar de paz con el gobierno Santos, acepta que cobra extorsión por los secuestros que comete como el de Octavio Figueroa, o el de Odín Sánchez, por quien pidieron 3.000 millones de pesos y que su familia pagó por lo que podrá quedar en libertad el 2 de febrero.

No nos engañemos colombianos, no se trató de un intercambio humanitario, donde el gobierno Santos deja libre a dos narco terroristas y el ELN devuelve a un secuestrado.

Para completar, los amigos de la paz del ELN son los autores de por lo menos siete voladuras al Oleoducto Caño Limón Coveñas, según denunció la Estatal Ecopetrol.

Ahora que tenemos en este país partido Verde, donde hay personajes tan significativos como el ministro de Justicia, Jorge Londoño, o una senadora como Claudia López, porqué no salen a condenar el más grande ecocidio cometido contra nuestros ecosistemas. El ELN es el responsable del desastre ecológico más grande de la historia y del mundo.

El dato: De acuerdo con cifras oficiales, el ELN con su accionar terrorista y apoyo de las FARC contra los oleoductos en el país, han derramado 4.1 millones de barriles entre 1986 y 2015 por el ELN.

Nota: El desastre del Exxon Valdez en 1989, significó el derrame de 257.000 barriles de petróleo en la costa de Alaska. Este desastre ambiental es 16 veces menos grave que el cometido por el ELN en Colombia.