congreso

Por> D´mar Córdoba Salamanca
@demarcordoba
Codirector La Barca de William Calderón

Mientras algunos militares y policías investigados y juzgados en las cárceles colombianas, hacen fila para someterse al deshonor de ser juzgados por la Justicia Especial para la paz, la senadora Thania Vega de Plazas, denuncia que al proyecto de Justicia Especial para la Paz que empieza su trámite hoy en comisiones primeras de Cámara y Senado, recibió modificaciones sustanciales en su articulado, afectando a los militares y policías privados de la libertad.

Sobre tres aspectos llama la atención la senadora Thania Vega del Centro Democrático, el primero es la competencia de la Justicia Especial para la Paz, que al concluir que hay un fin de enriquecimiento personal, del que no se explica a qué se refiere, por parte del militar o policía, queda excluido de ser juzgado por la Justicia Especial para la Paz.

Otro tema tiene que ver con la responsabilidad del mando, que obliga a los comandantes a demostrar que ejecutaron acciones para prevenir conductas contrarias a derecho y que fueron eficientes para evitar hechos punitivos, lo que amplía el rango de responsabilidad de mandos superiores.

Según la senadora, uno de los aspectos  que más preocupa, es que será optativo para el juez de la Justicia Especial para la Paz, usar las reglas operacionales como fuente de interpretación para tomar sus decisiones sobre responsabilidad en los actos de servicio, aún cuando el manual de operaciones está ajustado a derecho internacional y es la guía para el policía o soldado en la lucha en contra de grupos narco guerrilleros y bandas criminales.

Como lo advertimos desde la Hora de la Verdad, nada de eso que se decía sobre la justicia para favorecer a militares y policías era posible, máxime cuando fueron las FARC las que diseñaron y aprobaron la Justicia Especial para la paz.