whatsapp-image-2017-01-02-at-7-37-58-am-1

Por> D´mar Córdoba Salamanca
@demarcordoba
Codirector La Barca de William Calderón

De acuerdo con el contrato de alimentación para las FARC, firmado con la empresa Soluciones JR, cada guerrillero gasta 87.000 diarios en comida, eso significa que cada golpe cuesta 29.000 pesos; al mes la cuenta nos da $2.610.000, nada mal para una persona que es calificada como terrorista por el mundo y que asesina, secuestra, pone minas antipersona y se toma poblaciones en nombre de la mal llamada revolución.

Las FARC que tanto hablan del bienestar social, de la equidad e igualdad, no se han dado cuenta que un colombiano que con suerte logra conseguir un empleo por el mínimo, gana 737.717 pesos mensuales, para comer, vestir, pagar servicios públicos e impuestos, esto es 3 veces menos que un guerrillero de las FARC que puede darse el lujo de gastar 29.000 pesos en cada golpe de comida, ósea desayuno, almuerzo y cena.

El mal acuerdo con las FARC, donde solo reciben beneficios y no castigos, contempla que cada guerrillero de las FARC recibirá para un proyecto productivo la suma de 8 millones de pesos, una asignación de normalización por 2 millones de pesos, más 664.000 pesos mensuales por 24 meses, eso son 15.936.000.

whatsapp-image-2017-01-02-at-7-37-58-am

Para terminar la cuenta queda por ahora de la siguiente manera, solo mensualemnte: $2.610.000 en comida, un salario de $664.000, dinero para el proyecto productivo por $8.000.000 y $2.000.000 por concepto de normalización.

Entre la comida y el salario, cada guerrillero de las FARC recibirá nada más y nada menos que la suma de 3.274.000 mensualmente, cuatro veces y medio el salario de un colombiano.

Un soldado recibe tres raciones diarias que puede costar cada una $9.000 pesos, lo que signnifica que la comida para un héroe de la patria vale, $27.000, un valor cercano al costo de UNA sola comida para un guerrillero de las FARC.

Un guerrillero de las FARC al mes por alimentación gasta 2.610.000 y un soldado 810.000

Este contrato se realizó para alimentar a guerrilleros de las FARC, miembros de la ONU y del Gbno de la llamada comisión tripartida en las zonas de preagrupamiento.