congreso

Por: D´Mar Córdoba Salamanca – Codirector La Barca de William Calderón
@demarcordoba

Luego de que se conociera el bien llamado cantinflesco comunicado de prensa de la Corte Constitucional en el que intenta explicar la validez del Fast Track y las facultades especiales para el presidente de la república de cara a la implementación de los acuerdos con la narco guerrilla de las FARC, el senado de la república rechazó una proposición que pretendía certificar que existió refrendación popular del acuerdo con las FARC.

La proposición leída en plenaria, dice palabras más, palabras menos que “Certifica que en sesión plenaria del día 14 de diciembre de 2016, se aprobó la proposición que señala en su parte final “Declarar que el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera firmado entre el gobierno nacional y las FARC EP el 24 de noviembre de 2016, fue el resultado de un proceso amplio y democrático, cuya refrendación popular concluyó con las proposiciones aprobadas por las cámaras legislativas el 29 y 30 de noviembre de 2016.”

Que pretendían los amigos del gobierno en senado con esta proposición? Cumplir con el requisito exigido por la Corte Constitucional en lo que sería el fallo, que dice que el congreso de la república debe certificar que hubo refrendación popular.

Ante el desconocimiento del sentido del fallo de la Corte Constitucional, los legisladores en esa célula, coincidieron con el Centro Democrático que exigió no votar la proposición y pedir que la presidenta de la Corte acuda a la plenaria para explicar el sentido del comunicado.

Pero pregunto yo… acaso no sería más eficiente exigir primero la sentencia para estudiarla y si persisten las dudas, llamar a la Corte para que se pronuncie y explique el alcance de la decisión contenida en la sentencia. Pues eso fue lo que pidió en su momento el senador del Centro Democrático Iván Duque que puso a pensar a los legisltadores

Lo único que podemos afirmar de manera categórica es que no existe ningún Fast Track y menos se puede iniciar trámite alguno en el congreso de las normas para las FARC, basta ya de irrespetar el derecho constitucional, maltratado por el presidente, sus congresistas de la Unidad Nacional y por las FARC.