quintanaechandia

Por: La Barca de William Calderón

Cada día que pasa, Colombia se estremece con las nuevas revelaciones sobre el escándalo de la infiltración que hizo la Dirección Nacional de Inteligencia en cabeza del Almirante Echandía a la campaña de Óscar Iván Zuluaga presidente.

En reportajes el Almirante, ha dedicado todos los esfuerzos para negar cualquier interés en el caso, que desembocó con investigaciones en contra de Óscar Iván Zuluaga, David Zuluaga, Luís Alfonso Hoyos y el ex presidente Álvaro Uribe.

En entrevista para una radio local el ex director del CTI, quien fuera compañero de labores del ex fiscal general Eduardo Montealegre y Fernando Perdomo, vicefiscal, se reafirmó en que de la oficina del Almirante le entregaron el documento que exhibió en redes sociales y que ha negado el almirante, que sirvió para emprender una investigación que afectó la campaña de Zuluaga presidente.

Quintana dijo en las últimas horas que en la investigación que adelantó no se pudo comprobar que se hubiera interceptado el proceso con la narco guerrilla de las FARC, como se señaló a la campaña.

Ante la presión en los medios de comunicación, el Almirante resolvió salir a negar las reuniones con Quintana, donde le pidió no lo vinculara en su declaración ante la Corte Suprema de Justicia. Que no dijera que el anónimo y los testigos los dos hacker, el español Revert y el Ecuatoriano Daniel Bajaña, tenían contratos con la DNI.

Por ahora lo único cierto es que estas declaraciones comprueban que desde el Ejecutivo se persiguió e hizo montaje a Oscar Ivan Zuluaga para que no llegara a la presidencia. Esa persecución contó con el oscuro trabajo del Hacker Revert, que infiltró la campaña y quien según dijo la Representante María Fernanda Cabal era compañero de trabajo del abogado de las FARC Enrique Santiago en una compañía Chileno Cubana.