manipulacion2

“Es aquel que se niega a reconocer limites intrínsecos de su autoridad
e invade los terrenos del individuo”. (Owen M Fiss)

En el transcurso de la historia universal nada ha sido más peligroso
que disentir, porque se pierde la vida. El sátrapa ruso Josep Stalin
mató a 30 millones de sus compatriotas y el chino Mao a otros 20
millones. Los revolucionarios franceses,

con el incorruptible Robespierre a la cabeza, pusieron de moda la
guillotina. Por no saber disentir se matan Sunitas y Chiitas–Turcos y
Kurdos y, ahora los desalmados asesinos del Estado Islámico.